Diario de una enfermera opositora: fin de la primera vuelta y nuevo trabajo

Acabo de terminar mi primera vuelta al temario y mi libreta de oro con los conceptos esenciales es una auténtica joya. Además, estoy más que ilusionada en mi nuevo trabajo. ¿Quieres saber cómo me estoy organizando?

3937

Por Ángeles García.

📓 Querido diario:

Hoy vuelvo a escribirte para contarte cómo he acabado la primera vuelta trabajando los temas y cómo ha sido mi comienzo con el contrato de verano que me han dado en SESCAM.

Estoy muy contenta porque he cumplido los objetivos que me planteé cuando empecé a estudiar la OPE. He cumplido bien los plazos para la primera vuelta y he trabajado todos los temas a mi manera. He podido comparar los temarios que tenía y preparar los míos propios a mano. Esto ha hecho que muchos de los conceptos ya los tenga entendidos y estoy segura de que, de esta manera, me costará menos estudiar los temas a fondo en la segunda vuelta que voy a comenzar ahora.

Ha sido una labor que me ha llevado tiempo y esfuerzo, ya que he ido desgranando cada parte a fondo para que me quedase un temario completo a la hora de ponerme a estudiar. Pero, sin lugar a dudas, ha merecido la pena y me va a facilitar mucho las cosas ahora que tendré que dedicarme a estudiar y trabajar.

Mi libreta de oro: ideas generales y conceptos 📒📒

Otra de las cosas de las que me siento realmente orgullosa es de lo bien que me ha quedado mi libreta de oro, no le falta ni un detalle. Tengo una hoja para padres y madres, otra para triadas, otra para signos con nombres propios, otra para síndromes, una para leyes con fechas y el nombre, otra con enfermedades y los “bichos” que las producen. Eso como hojas generales.

Además, de cada tema he ido extrayendo los conceptos que creo que son muy importantes y que debo tener en cuenta. Por ejemplo, he puesto una tabla con los tipos de hepatitis, otra con los valores de la gasometría arterial, otra con los tipos de vacunas que tenemos, otra con el calendario vacunal… También varias tablas de conceptos que se parecen, pero que debemos diferenciar como el chron y la colitis, las úlceras duodenales y pépticas, la placenta previa y el desprendimiento prematuro de placenta… y un montón de cosas más. Al principio no pensé que me quedaría tan completa, la verdad, pero ahora que la veo me doy cuenta de que está genial y tiene todo lo que necesitaré tener claro justo antes del examen.

li

Me he planteado que la última semana antes del examen lo único que me voy a mirar va a ser mi libreta de oro (que estudiaré a fondo porque como te digo lleva lo más importante y preguntado de cada parte) y algunas infografías interesantes que he ido encontrando. Repasar los 50 temas que ya habré preparado me va a suponer muchísimo trabajo y estrés y no será productivo. Sin embargo, estudiarme la libreta e infografías será mucho más visual y me ayudará a estar más tranquila antes del examen.

Creo que esa semana será más difícil que controle mis nervios, pero lo conseguiré. De momento, quedan 3 meses para el examen y estoy muy contenta con el trabajo realizado, podré estudiar a fondo los temas trabajados y llegaré al examen bien preparada.

Reglas mnemotécnicas

Gran parte de lo que ahora tengo que estudiar a fondo ya lo tengo interiorizado por los resúmenes y, también, ha sido muy importante mi trabajo diario con los test de la academia. He descubierto una nueva forma de aprender conceptos y de sacar trucos para recordarlos mejor. Simplemente, haciendo uno o dos simulacros al día estoy aprendiendo sin darme cuenta y desarrollando una gran habilidad con las preguntas tipo test.

Me he creado un espacio en la libreta de oro para las reglas mnemotécnicas, que me voy haciendo para recordar mejor los conceptos. Estoy comprobando que aplicando estas reglas en los exámenes, se sacan de una forma mucho más fácil que estudiando el temario como si fuera un papagayo.

Cada día que pasa me voy dando cuenta de que para tener una buena base en el examen voy a necesitar tres cosas: conocimientos teóricos, habilidad con las preguntas tipo test y confianza en mí misma ese día. Con esas tres cosas seré imparable en el examen y podré lograr mi ansiado sueño de lograr mi plaza fija como enfermera.

Un contrato muy loco de trabajo

La última vez que escribí, te conté que iba a empezar a trabajar en SESCAM con un contrato de verano. Pues bien, ya he comenzado y estoy muy contenta con el servicio y los compañeros que me han tocado. La verdad es que es un contrato muy loco porque me han dado un mes en una residencia de ancianos (con personal de SESCAM) en un pueblo que pilla a 20 km de donde vivo, otro mes en el servicio de paliativos del Perpetuo Socorro (un hospital que pilla a unos 15 minutos de donde vivo en coche) y otro mes en la planta de medicina interna del Hospital General de Albacete (que está a 10 minutos andando desde mi casa).

Ya podían haber sido aquí los 3 meses, pero la señora de la bolsa ha preferido que pase un verano entre un sitio y otro. En vez de dejarme en un servicio fijo los 3 meses, prefieren moverme en cuanto aprendes bien tu trabajo… Cosas de contratos de verano que no voy a entender nunca. 

Va a ser un verano movido, eso está claro, pero no es algo que me preocupe, es lo que me ha tocado y yo siempre pienso que las cosas pasan por algo. De  momento, he empezado en la residencia y el personal es muy agradable, los compañeros son geniales tanto profesional como personalmente y me está siendo muy fácil adaptarme. El hecho de que haya un buen ambiente de trabajo para mí es muy importante cuando empiezo en un sitio nuevo. Es fundamental llevarte bien con los compañeros e intentar ayudar a los demás cuando está en tu mano, al igual que el resto también debe de ayudarte un poco cuando eres nuevo o necesitas algún cambio.

Además hay buen rollo entre enfermeros y auxiliares y eso es algo que me gusta mucho, porque realmente cuando estamos trabajando el equipo lo formamos todos y no puede haber nadie que se crea superior al resto. Hay tareas que son propias de enfermería y otras de los auxiliares pero también hay otras en las que se debe trabajar juntos y una buena colaboración es muy importante para el bienestar de los pacientes y de nosotros mismos.

enfermera residencia de ancianos

He tenido suerte. En una semana ya me conozco a los abuelitos por sus nombres y les hago algunos gestos de cariño que rápidamente me agradecen y esto es lo que realmente me hace sentir bien como profesional. El hecho de tener pacientes a tu cuidado y ver que están mejor cuando les acompañas. Me llena mucho, me motiva y me hace ver que tengo el trabajo más bonito del mundo. Tengo las energías muy recargadas y esto está haciendo que cuando me pongo a estudiar esté al 100% de concentrada y dándolo todo para conseguir que esta sensación que ahora estoy teniendo por un contrato temporal se convierta en un estado permanente cuando logre tener mi plaza fija.

¿Cómo me organizo?

Este mes me he organizado bastante bien para compaginar el trabajo con el estudio. Mis turnos son rotatorios: de mañanas de 8 a 15 horas, de tardes de 15 a 22 horas y de noches de 22 a 8 horas. En el hospital seguramente van a ser igual, así que esto es mejor para poder organizarme bien.

Lo que estoy haciendo ahora es cuando voy de mañanas, tardes o noches estudio por la tarde o por la mañana 4 horas (bueno estudio+test). Y cuando libro, dedico 8 horas a estudiar y 4 al ocio (esto ocurre un día a la semana, al menos, y aprovecho para ir al cine, a cenar o a cualquier sitio con amigos o mi familia para despejarme un poco). Tengo que cuidar mi salud mental para no agobiarme demasiado entre unas cosas y otras.

Ahora que voy a comenzar la segunda vuelta he pensado que dedicaré entre uno y tres días para estudiar cada tema más a fondo y, si veo que me falta algún detalle en la libreta de oro, lo iré añadiendo. Creo que con este tiempo para cada tema me dará tiempo a tenerlos todos bien estudiados terminando justo la semana de antes del examen. Y la semana del estudio como he dicho antes la dedicaré sólo a libreta de oro e infografías. Durante estos 3 meses seguiré haciendo uno o dos test cada día, haciéndolos y revisándolos para ir aprendiendo de mis errores y, de esta forma, cuando llegue el examen iré preparada por todos los flancos para que no me pille el tribunal de ninguna manera.

Va a ser un mes duro de trabajo, estudio y organización, pero está gustándome y estoy viendo cómo mis resultados van  subiendo en los test con lo que estoy mucho más motivada cada día. Creo que todo esfuerzo tiene su recompensa y cuando dentro de 3 meses haga el examen y mire atrás, me daré cuenta de que ha sido un gran esfuerzo pero ha valido la pena. El próximo día te escribiré para contarte las nuevas sensaciones de esta segunda vuelta y cómo llevo la adaptación entre trabajo y estudio.

Me encanta poder desahogarme aquí y contarte todas las cosas que siento. Hasta pronto.

Ángeles.