Una OPE Enfermería de consolidación, aunque no en todas las comunidades

1282

12 de mayo. Era una cita histórica. 20.500 plazas ofertadas. 13 Comunidades Autónomas. 140.000 aspirantes con un único objetivo: dar estabilidad a sus puestos de trabajo. Desde las 8.00 (hora de llamamiento en Andalucía) hasta las 17:00 (en La Rioja) decenas de miles de enfermeras y enfermeros han pasado por los diferentes centros de examen repartidos por todas las comunidades.

Horas más tarde, calmados ya los nervios y el estrés acumulado por tantos meses de esfuerzo, las sensaciones generales son bastante unánimes. En comunidades con mayor oferta de plazas como Madrid (5.266), Andalucía (4.023) o Cataluña (3.301) los comentarios globales se inclinan hacia una OPE de “consolidación” con pruebas “asequibles, que entran dentro de lo normal, con preguntas no excesivamente complicadas”. Una circunstancia que apunta a cortes de nota más bien altos y que favorece a aquellos profesionales con mayor experiencia laboral que pueden aportar méritos. Por el contrario, penaliza a aquellos profesionales más jóvenes que, aun obteniendo un resultado elevado, apenas suman experiencia laboral.

Una aspirante de ON-Enfermería a SERMAS señalaba que el examen había empezado con cierto retraso. “Ha sido bastante asequible, estudiando poco era fácil aprobar. Una OPE de consolidación en toda regla, prácticamente sin oportunidad para jóvenes porque, además, se puntúa examen y méritos al 50%”. Desde Cataluña, los corrillos de opositores comentaban el examen en la misma dirección. “Ha sido un examen fácil, solo unas pocas preguntas eran algo más rebuscadas. Para los que nos hemos preparado el EIR, esta prueba ha tenido mucha menos complicación”.

Los índices de participación han variado de unas comunidades a otras. En Andalucía, por ejemplo, se habla de un 84%, una participación mucho más elevada que en las anteriores oposiciones, a las que acudieron el 54%. A la OPE de Castilla y León han concurrido un 67% de las personas inscritas, por lo que se contabiliza una plaza por cada 3,5 opositores.

Baleares o Murcia, exámenes rebuscados

Sin embargo, no en todas las comunidades las valoraciones coinciden. En Baleares, donde han predominado las preguntas de Atención Primaria y Pediatría, las opiniones no eran tan optimistas. “Ha sido un examen más bien tipo EIR, en el sentido de preguntas largas, que había que leer muy bien, en las que había que comparar opciones. Ha resultado una prueba larga, complicada y enrevesada. Quienes hayan ido nerviosos, se habrán podido liar bastante”.

En Murcia ha sucedido algo parecido. Una compañera nos comentaba que había sido un examen raro. “Ha entrado sobre todo materno, salud mental, investigación, legislación tanto estatal como de Murcia. Las respuestas eran ambiguas y generaban dudas. No me ha parecido para nada un examen de consolidación. La gente, en general, ha salido un poco decepcionada, porque el año pasado fue bastante más fácil”.

Pasado este macro domingo, Castilla la Mancha, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y el INGESA (Ceuta y Melilla) son las comunidades que restan por celebrar su examen en los próximos meses.

ACCEDE A NUESTRO ESPACIO POST MACRO-OPE POR COMUNIDADES 

¡CALCULA TU PUESTO EN EL EXAMEN!

post ope enfermeria 2019