Técnica de examen test OPE Enfermería: Las 5 claves

1161

TÉCNICA DE EXAMEN TEST OPE ENFERMERIA

El método de estudio para afrontar un examen test OPE enfermería es claramente diferente al método de estudio a utilizar para un examen de desarrollo. Una de las diferencias fundamentales es el tipo de memoria que debemos utilizar a la hora de estudiar uno u otro. Mientras que en los exámenes de desarrollo utilizamos una memoria de recuerdo, en el estudio para exámenes tipo test debemos utilizar en combinación con la anterior una memoria de reconocimiento. En los exámenes tipo test funcionamos de una forma más automática para reconocer la información que anteriormente hemos asimilado, se podría decir que de una forma más inconsciente. Como sabemos, en nuestra área profesional los exámenes de las oposiciones son de tipo test.

Te dejamos algunos consejos a tener en cuenta durante el desarrollo de un examen tipo test. Ten en cuenta que es fundamental llevar una estrategia al examen, esto favorecerá que durante el mismo puedas dar un alto rendimiento:

1.-Lee las instrucciones

Lo primero que tienes que hacer es leer bien las instrucciones, buscando en particular la siguiente información:

  • Cuántos puntos vale cada pregunta, cuál es la máxima puntuación posible, y qué puntuación es necesaria para aprobar.
  • Cuántos puntos te quitan por cada respuesta incorrecta, o si al contrario no hay penalización
  • Si las preguntas no respondidas cuentan como incorrectas.
  • Cuánto tiempo tienes para el examen.

Cada uno de estos puntos define la estrategia que debes seguir durante el examen. Si se permite, es mejor empezar a leer las instrucciones antes de que empiece el test para poder dedicar el 100% del tiempo del examen a responder preguntas.

-–ACCEDE A LAS 15.000 PREGUNTAS TEST CON CORRECCIÓN AUTOMÁTICA–-

2.-Responde primero las preguntas fáciles

Cuando empieza el examen test OPE enfermería, lo primero es responder a todas las preguntas más fáciles, saltando aquellas donde tienes dudas sobre la respuesta, o que requieren tiempo para calcular o discernir la respuesta.  De las preguntas que saltas,  marca aquellas que crees que podrías responder correctamente pero necesitan más tiempo. La idea es obtener rápidamente todos los puntos “fáciles” nada más empezar, y dejar el máximo tiempo posible para las preguntas más difíciles. Si respondes a todas las preguntas en orden, el riesgo es que dediques demasiados minutos a preguntas complicadas, y se te acabe el tiempo y dejes preguntas fáciles sin responder.

3.-Continúa con las preguntas más difíciles, pero que sepas responder

Tras responder a todas las preguntas fáciles, vuelve al principio y empieza a contestar a las preguntas que has marcado cómo “probablemente puedo responder bien.” Cuando las estés resolviendo, sólo responde si tras dedicarles el tiempo necesario tienes confianza en poder responder correctamente. En cuanto veas que una pregunta te está dando problemas sáltala de nuevo.

Tras el segundo paso habrás ya respondido a todas las preguntas que sabes, y las que te quedan ya son preguntas sobre las que tienes dudas, o que directamente no tienes ni idea. Ahora tienes que hacer dos cosas. Primero, mirar el reloj para ver cuánto tiempo te queda, y después calcular cuántos puntos has sumado.

4.-Decidir si responder o no las preguntas de las que no estás seguro

Se penalizan las respuestas incorrectas, pero las preguntas no respondidas ni suman ni quitan puntos: En este caso, sólo quieres responder si la probabilidad de acertar es tanta para que en promedio los puntos de los aciertos superen las penalizaciones. Ten en cuenta que en cualquier pregunta la probabilidad de adivinar la respuesta correctamente es 1 sobre el número de respuestas entre las que tienes que elegir. Sin embargo, si puedes descartar una o más de las opciones porque sabes que están incorrectas, la probabilidad de acertar sube. Depende de cada examen pero, en general, si se dan las siguientes condiciones tienes buenas probabilidades de subir puntos adivinando preguntas:

5.-Repasar tus respuestas

Si tienes tiempo, siempre es buena idea repasar las preguntas y tus respuestas. Muchos puntos se pierden en este tipo de test por haber leído mal la pregunta, y es el típico error que puedes corregir al final repasando cada pregunta antes de entregar el examen.

-–ACCEDE A LAS 15.000 PREGUNTAS TEST CON CORRECCIÓN AUTOMÁTICA–-