El primer paso hacia una plaza: la estrategia para arrancar tu preparación OPE

468
estrategia estudio OPE Enfermería

¡Hola! Nos vemos de nuevo por aquí.

Sabemos que enfrentarse al examen test de una OPE Enfermería puede resultar abrumador, pero con una planificación adecuada y la constancia necesaria, podrás desenredar esta sensación. En este nuevo vídeo, nuestra compañera Saray nos habla sobre cómo establecer una buena estrategia de estudio.

La preparación de una oposición es una carrera de fondo, con momentos de subidón y de bajón. Implica compromiso, constancia y un plan adecuado. Antes de dar ese primer paso, necesitas marcar un plan general y de estudio realista, adaptado a tus circunstancias. Con la compañía adecuada, puedes hacerlo.

Conseguir una plaza no tiene que significar que pagues un peaje enorme a nivel personal. Es básico tener en cuenta tus horarios de trabajo, tus compromisos personales y tiempos de ocio y descanso. Si estableces una estrategia OPE desorbitada, tendrás la sensación de que no cumples y eso desmotiva. Por el contrario, si te planteas un estudio “light”, difícilmente conseguirás el objetivo.

No olvides estos 3 consejos:

  • Elabora un cronograma que te permita avanzar de manera sostenida y equilibrada. Establece metas a corto, medio y largo plazo. Si solo miras a nueve meses vista, la desmotivación aparece mucho antes.
  • Divide el temario por materias y utiliza unas buenas orientaciones de estudio, estructuradas por fases de aprendizaje. Aprende a reconocer qué datos debes de asimilar en cada vuelta.
  • Sabes que nuestra metodología es muy, muy práctica, por lo tanto, reserva siempre tiempo para revisar y analizar cada examen test al que te enfrentes.

Imprescindibles OPE

La regla de los 21 días

Los expertos aseguran que el ser humano necesita 21 días (tres semanas exactas) para interiorizar un nuevo hábito: levantarse a una hora concreta, dejar de fumar, engancharse a una actividad deportiva…

Dentro de nuestra estrategia OPE necesitamos esos 21 días. Hace falta poner en marcha rutinas al comienzo para conseguir que algunos procesos se automaticen y nos supongan cada vez menos esfuerzo.

Al principio cuesta, claro que sí. Así que si para motivarte necesitas tirar de recompensas… Dos pastillas de chocolate o quince minutos tomando el sol, te harán sentir estupendamente. ¡Por lo bien que lo estás haciendo!

Nos vemos.