Diario de una enfermera opositora: Rutina de estudio

Nuevo apunte en el diario de una enfermera opositora. Hoy nos habla sobre la rutina de estudio que plantea teniendo en cuanta las época del año en la que estamos, los contratos de verano, la posibilidad de dedicar también tiempo a cargar pilas... ¡Una historia común a muchas de nosotr@s!

1982

Diario de una enfermera opositora.

Ya he decidido que quiero centrarme en preparar las oposiciones para conseguir mi plaza fija y conseguir mi sueño enfermero. Ahora, la primera duda que me ha surgido es: ¿cómo me organizaré para poder estudiar, vivir y trabajar en lo público cuando me llamen?

Es muy probable que me llamen durante los meses de verano para trabajar en el SESCAM, el año pasado ya me llamaron así que tendré que contar con que los meses de julio, agosto y septiembre tendré que compaginar mi rutina de estudio con la de trabajo.

“Creo que si me organizo con tiempo y sigo bien mi rutina de estudio podré compaginarlo todo y me vendrá bien desconectar algunos ratos del estudio para estar mas motivada de cara al examen.”

Me voy a centrar en preparar la oposición de mi comunidad, Castilla-La Mancha, a día de hoy, queda un año para el examen. Creo que para organizarme dividiré mi tiempo en tres actividades (estudiar, vivir y trabajar). Además, dormiré cada día 8 horas para estar descansada y poder rendir mejor, quitando las 8 horas de sueño me quedan 16 horas para estudiar, vivir y trabajar.

Ahora mismo, no estoy trabajando en nada por lo que puedo dedicar más tiempo a estudiar y vivir. En la parte de vivir quiero incluir las actividades básicas que hago en mi día a día como comer o asearme y actividades de ocio como salir a correr, pasear a mi perra, salir con mis amigas, ir de compras, al cine, leer algún libro… Quiero que entiendas que estas actividades son importantes para mí y no me gustaría dejarlas de lado por el hecho de prepararme la oposición. Creo que si me organizo con tiempo y sigo bien mi rutina de estudio podré compaginarlo todo y me vendrá bien desconectar algunos ratos del estudio para estar mas motivada de cara al examen.

A veces pienso en las personas que preparan una oposición y que tienen hijos o mayores a su cuidado y, además, trabajan ¿no crees que tiene muchísimo valor lo que hacen? Mi madre lo hizo hace unos años, la despidieron de su trabajo y volvió a estudiar, en su caso hizo un módulo y actualmente trabaja gracias a él. Yo la veía estudiando mientras llevaba la casa y cuidaba de nosotras y de mi abuela y pensaba que era increíble que sacase tiempo y ganas de estudiar. A día de hoy estoy muy orgullosa de ella, sabía que lo conseguiría porque tenía muchísimas ganas y quería ser un ejemplo para nosotras. Está claro que le costó más organizarse de lo que me costará a mí pero es un esfuerzo que vio recompensado y del que estamos muy orgullosos todos en casa. Ella es un gran ejemplo de que todo se puede lograr si se quiere y se pelea por ello.

Ojalá, mi querido diario, estas palabras puedan llegar a alguna madre que aprovecha cuando su hijo está dormido o en el colegio para hacer test o leerse un tema que estudió hace meses y le ayuden a comprender que su esfuerzo valdrá la pena, que tendrá recompensa y que es algo muy valioso lo que hace. Ojalá pudiera decirle que cuando lo consiga y su hijo crezca estará muy orgulloso de ella y que sus esfuerzos se verán recompensados con esa ansiada plaza fija que le dará estabilidad y tranquilidad después de tanto esfuerzo.

Volviendo a mi organización, tengo por delante 12 meses de estudio, 3 de los cuales no tendré que compaginar estudiar y vivir con una jornada de trabajo a tiempo completo de 8 horas. Ahora mismo tengo que dividir 16 horas en estudiar y vivir, empezaré dedicando 7 horas a estudiar y 9 a vivir. Si después veo que me falta tiempo para estudiar lo ampliaré. Voy a describirte mi día a día para tener mi rutina de estudio durante los primeros 6 meses hasta que me llamen a trabajar:

  • 00-08h: Dormir.
  • 08-09:30h: Levantarme, desayunar, ducharme y bajar a pasear a Lia (Lia es miperrita, que creo que no te la había presentado).
  • 09:30-14:30h: Estudiar los temas trabajándolos (el próximo día te contaré como he pensado que puedo trabajar los temas para darle varias vueltas al temario y poder llegar al examen teniéndolos bien estudiados).
  • 14:30-16:30h: Comer, salir a tomar un café o dar una vuelta con las amigas o hacer alguna otra actividad (yoga).
  • 16:30-18:30h: Estudiar haciendo preguntas test y corrigiendo los simulacros que voy haciendo.
  • 18:30-00h: Salir a dar una vuelta, correr, pasear a Lia, cenar y ver la tele o salir a cenar…

Creo que esta será una buena rutina para comenzar mi estudio, de esta forma podré ir trabajando los temas y hacer preguntas test ya que, por mi experiencia previa, creo que es tan importante hacer test como estudiar el temario para tener un buen resultado en un examen como es el de una oposición.

Me gusta esta forma de distribuir mi tiempo porque creo que me ayudará mucho seguir practicando las actividades que me gustan mientras estudio y me esfuerzo para conseguir tener mi plaza. Va a ser un largo camino, sé que al principio me costará establecer una rutina de estudio, ya que hace unos meses que no estudio nada, pero también sé que valdrá la pena y que éste es un proceso largo que iré superando fase a fase y que es un objetivo a largo plazo que conseguiré dando pequeños pasos. Cumpliendo mi organización, trabajando los temas y realizando test estoy segura de que conseguiré buenos resultados.

Cuando esté trabajando tendré que distribuir las 16 horas en estudiar, trabajar y vivir. Los días libres en el trabajo podré organizarme como el resto del tiempo y cuando trabaje serán 8h de trabajo así que las otras 8 horas las tendré que dividir en vivir y estudiar. Estudiaré 5 horas y dedicaré 3 horas a vivir, las horas de estudio irán seguidas y para que la rutina sea más amena empezaré haciendo un simulacro de 100 preguntas y después me dedicaré a estudiar los temas, la última media hora la dedicaré a corregir el simulacro. Con esta organización no perderé mi ritmo de estudio mientras trabajo.

“…Sigo pensando que el camino será largo y que habrá más de una piedra en el camino, pero también sé que valdrá la pena.”

Al principio de plantearme prepararme la oposición en serio pensé en si debería trabajar o no este verano. Al instante supe que tenía que trabajar si me llamaban por dos motivos. El primer motivo es que adoro mi trabajo, me encanta lo que hacemos las enfermeras y es muy satisfactorio para mí ver la sonrisa de los pacientes cuando les atiendo o cómo mejora su estado de salud cada día, es algo que realmente me llena y me motiva para lograr mi objetivo y conseguir ser una enfermera con plaza fija para vivir el sueño enfermero cada día. El segundo motivo es que para conseguir mi plaza tendré que superar un concurso-oposición, el examen se aprueba estudiando pero el concurso se pasa con los puntos. Los puntos se consiguen con cursos o con trabajo en sanidad pública y, si no trabajo, no puntuaré, por lo tanto, creo que es importante trabajar mientras se prepara una oposición para conseguir puntos en la fase de concurso.

Creo que ahora que ya tengo mi rutina de estudio definida ha llegado la hora de empezar a estudiar y ver cuál es la mejor forma de afrontar este largo camino hacia mi soñada plaza fija. Comienzo mi aventura con muchas ganas y objetivos por conseguir, sigo pensando que el camino será largo y que habrá más de una piedra en el camino, pero también sé que valdrá la pena.

Querido diario, siento decirte que es el momento de cerrarte por hoy, voy a llevar a cabo mi rutina de estudio y te volveré a abrir pronto, estoy segura. Cada día tengo algo que contarte sobre mi aventura opositora, quiero que sepas como me siento, cuáles son mis miedos, que entiendas mis dudas y poder plasmar en ti cada detalle para que cuando vuelva a leerte en unos años piense “fue duro, pero lo logré”.

Nos vemos pronto,

Ángeles.